fbpx

 

 

 

Un mensaje inesperado, es la reflexión del día.

Esta mañana al despertar recibí varios mensajes de gratitud por la labor que realizo con Formé, en la que ayudamos a nuestra comunidad inmigrante que sufre tanto y tiene tantas necesidades, pero tiene pocos recursos y no recibe ayudas de otras organizaciones.

A veces podemos pensar o sentir que son tantos los que necesitan ayudas, que por más que hagas no estás generando un impacto, irónicamente eso era lo yo estaba pensado hasta que Dios tocó a mi puerta por medio de esos mensajes inesperados y me recordó que debo estar enfocada en mi misión y que no importa si impactamos 1 o 10 vidas, esas son las que Dios puso en nuestro camino.

Con todo esto también me di cuenta que fue Dios quien hizo que otras personas tomaran acción y me escribieran para impactarme, porque yo necesitaba a alguien a mi lado que me dijera que estoy haciendo lo que está en mi poder, que en muchos casos es más de lo que otros que pueden y eligen no hacer.

Por eso hoy yo les pido que tomen acción y generen un impacto en alguien que lo puede necesitar, es tan simple como tomar el teléfono y enviar un mensaje. Un mensaje inesperado

Deja un comentario