Tomar decisiones: aprende cómo mejorar esta habilidad

  • Home
  • Blog
  • Tomar decisiones: aprende cómo mejorar esta habilidad
ptitle-particle1
ptitle-particle2
ptitle-particle3
ptitle-particle4
Tomar decisiones: aprende cómo mejorar esta habilidad

¿Qué comer? ¿Qué ropa ponerse? ¿Qué ruta tomar para ir al trabajo? ¿Eres consciente de cuántas decisiones tomas al día? Cada día demanda tomar decisiones, sean trascendentales o no, sencillas o complejas.

Si bien, siempre se asocia la inteligencia y la capacidad de decidir de manera acertada, la aptitud para la toma de decisiones constituye una habilidad separada. Para sopesar cada uno de estos aspectos es importante tener una metodología que permita analizar las posibles decisiones.

Si sientes que en ocasiones tienes dificultades para tomar decisiones adecuadas, bien sea porque te dejas llevar por la impulsividad o porque te quedas enfrascadx pensando y repensando lo mismo, te invito a seguir los consejos que te comparto en este artículo para que puedas tomarte el tiempo necesario y simplificar el proceso de toma de decisiones.

¿Cómo participa el cerebro en la toma de decisiones?

Cada uno de los hemisferios del cerebro participa en este proceso. El derecho, a partir de la intuición basándose en las experiencias pasadas y en los valores. Si se trata de decisiones sencillas, rutinarias, recurrentes, que requieren respuestas casi instantánea, la intuición puede ser la mejor opción.

Cuando se trata de decisiones complejas, estas encierran:

  •    Incertidumbre.
  •   Complejidad.
  •   Riesgos.
  •   Alternativas.
  •   Aspectos emocionales.

En este caso, lo más recomendable es fiarse del hemisferio izquierdo, el cual entra en acción a partir del razonamiento, basándose en argumentos sólidos, hechos y números.

Estrategias para decidir

Muchas de nuestras resoluciones no solo impactan nuestra vida, también tienen repercusiones en otras personas. Conoce algunas estrategias que puedes considerar al momento de tomar decisiones:

Impulsividad: elección rápida, pero arriesgada.

Pros y contras: valorar lo positivo y lo negativo de la decisión.

Ordenar prioridades: definir qué debe ejecutarse ya, qué puede esperar unos días más y qué decisiones se pueden delegar o automatizar y qué se puede simplemente eliminar. Puedes recurrir incluso a ayudas como la matriz de Eisenhower para priorizar mejor.

 De este modo, podrás analizar detalladamente las alternativas que tienes y evitar un mayor estrés al momento de decidir.

Tips para la toma decisiones

Al momento de tomar decisiones es importante que tengas en cuenta los siguientes factores que pueden ayudarte a simplificar el proceso y a encontrar las opciones más adecuadas para ti:

  • Conócete a ti mismo.
  • Evalúa tus emociones antes de decidir.
  • Enfócate en el presente.
  • Identifica los riesgos.
  • Revisa varias perspectivas antes de tomar una decisión.
  • Confía en tu criterio y no cedas a la presión social.
  • Descarta opciones que no sean viables.

Tomar las decisiones correctas oportunamente puede ser la clave para lograr una vida plena. Puedes hacer de éste un proceso consciente a través del cual minimices los riesgos e incrementes el impacto positivo.

También te puede interesar: Una pausa de reflexión: la forma más efectiva de organizar la vida

Otros aspectos relevantes para el proceso de toma de decisiones

También es importante que prestes atención a los siguientes aspectos al momento de tomar decisiones.

  • Se toman mejores decisiones en la mañana: el cerebro tiene un mejor rendimiento en las primera horas del día y es mayor la fuerza de voluntad en ese momento.
  • Las rutinas son el mejor aliado: estas permiten automatizar algunas decisiones sencillas y resulta muy eficaz en el caso de actividades predecibles y recurrentes.
  • Define protocolos: en acontecimientos no rutinarios, puedes anticiparte a las situaciones definiendo tus actuaciones planteándote: si… entonces…

Así pues, estas herramientas que comparto contigo hoy, te permitirán apartar de tu mente las decisiones sencillas y te darán espacio para concentrarte en aquellas de mayor complejidad que demandan tu atención y análisis.

El tiempo también es importante

Además de evaluar las consecuencias, los pro y los contra, las prioridades y demás factores durante el proceso de toma de decisiones, es fundamental que seas consciente de la velocidad con que tomas las decisiones.

En ocasiones, es fácil ir rápido haciendo planes sin detenerse a analizar si en el proceso se presentan banderas naranja o rojas con respecto a las decisiones que tomamos.

Es importante tener mucho más cuidado con esa velocidad, así como te lo explico en mi podcast, donde cada semana comparto diferentes reflexiones y anécdotas personales que pueden ser de utilidad para ti. Escúchalo ahora y hazte más consciente del tiempo que necesitas para tomar mejores decisiones.

We understand the importance of approaching each work integrally and believe in the power of simple.

Melbourne, Australia
(Sat - Thursday)
(10am - 05 pm)
Cart
No hay productos en el carrito.
Lista de Deseos 0