fbpx


Reparación después de una discusión, esa es la reflexión del día.
Voy a compartir con ustedes algo que me pasó anoche, como muchos saben yo tengo una hija que se llama Natasha y desde que cumplió los 13 años, ha cambiado y los retos son muchos más difíciles. Yo creo que muchos de ustedes que tienen hijos pueden identificarse conmigo en lo que voy a decir, a la edad de 13 años ellos empiezan a cambiar y lo que tú dices como padre o madre todo está mal, todo lo que uno hace le molesta y mi hija no es diferente y me está dando muchos retos diariamente, pero anoche yo estaba cansada, estamos pasando por unos momentos difíciles en la familia y con todo esto yo salí de la casa y me miró de una forma que no me gustó.
Así que cuando estaba haciendo la rutina que yo hago en la noche con ella lo que yo hice fue que salí sin decir nada y azoté la puerta y me fui a mi cuarto y no hablé con ella. A mí no me gustó lo que hice, me sentí fuera de control cuando cerré la puerta tan fuerte con tanto enojo y entonces decidí que en la mañana, cuando fui a despertarla, la desperté, le di un beso y le dije sabes que, no me gustó como me porté anoche, no me gustó perder el control contigo, obviamente no me gustó la forma en la que estabas hablando conmigo y de la forma en que me estabas viendo, pero yo no tenía que reaccionar de esa forma, perdí el control y eso es algo que nos puede pasar a todos pero quiero reparar y que sepas que yo no me sentí bien y que esta no es la forma que yo quiero enseñarle a ella que en la vida uno debe reaccionar.
Lo otro que hice antes de hablar con ella fue que me tomé mi tiempo para escribir en mi diario lo que yo estaba sintiendo pero también cuál es mi intención; mi intención es conectar con mi hija, ser un apoyo para ella y enseñarle que no tenemos que perder control, que podemos esperar para reaccionar, especialmente cuando estamos en una discusión y yo, siendo la madre, debo tener el control.
Hoy yo te invito a que reflexiones en la forma que tú estás lidiando, sea con tus hijos, o sea con un amigo, o sea con tu pareja y cuando pierdes el control, que es natural, como empiezas a reparar y qué tan rápido empiezas a reparar. Este es el truco de la vida. Vamos a reflexionar y a reconectar.

Deja un comentario