fbpx

No preguntas, no recibes, esa es la reflexión del día.
Qué difícil es pedir lo que uno quiere. Nos creamos limitaciones en la mente porque tenemos miedo de lo que piensen las personas. Esto es algo que yo veo en el trabajo, profesionalmente esto limita a tantas personas de tener las oportunidades de crecimiento, solo por miedo a preguntar, pedir un aumento o pedir un acenso, un nuevo horario, diferentes beneficios y esto es algo que nos pasa a todos.
Recuerdo cuando empecé a trabajar de ejecutiva en Scarsdale Medical Group y me daba miedo preguntar, pero tuve un mentor, Gabriel, a quien menciono en mi libro y con quien tuve una relación por 8 años, en la que él me ayudó a entender que en la vida tú tienes que preguntar y pedir lo que tú quieras. La respuesta puede ser que no, pero muchas veces la respuesta puede ser sí y sin darse cuenta por no preguntar no tienes las oportunidades que puedes tener con una simple pregunta.
Cuando a mi daban el aumento salarial los doctores y yo hablo de esto en mi libro porque en realidad creía que ellos me estaban haciendo un favor al darme la oportunidad de ser la manager del sitio y me daba miedo pedir un aumento que me merecía, pero no sabía que me lo merecía, yo pensaba que no y tuve una oportunidad de tomar un seminario en el que me pusieron la tarea de hacer algo que me incomodara, así decidí pedir un aumento, cuando los doctores me dieron el % de cada año yo decidí decir que no lo aceptaba y que yo quería que ese año fuera mas, que hicieran su tarea y hablaran con el abogado y el contador, las personas que conocían el trabajo que yo estaba haciendo y el valor que tenía ese trabajo.
Hacer esa solicitud me dio la oportunidad de recibir un aumento de 30 mil dólares al año pero el punto es que esas limitaciones por no querer preguntar, las veo diariamente en mi oficina con mis empleados. Muchas personas se van de un trabajo porque tienen miedo a pedir un aumento y prefieren empezar de nuevo y buscar otro trabajo, aunque estén contentos dónde están. Es increíble cómo nosotros mismos nos limitamos, una pregunta te da la oportunidad de crear una vida abundante y eso es algo que se puede aplicar en todo, en las relaciones con tu pareja muchas veces no pedimos porque creemos que no vamos a recibirlo, pues dense la oportunidad, la vida está llena de éstas.
Hoy yo te invito a reflexionar y a reconectar con esas preguntas, porque vas a empezar a recibir.

Deja un comentario