Cómo la imaginación puede alterar los resultados, esa es la reflexión del día.

Parte del entrenamiento que estoy haciendo en el programa Awaken Athena que he mencionado en otros podcast, es cómo en la vida nos imaginamos y creamos historias en las que siempre tenemos la razón, pero son producto de la imaginación, por ejemplo, cuando tienes una conversación con tu esposo o tu esposa y te dice que tiene que trabajar hasta tarde en la noche e inmediatamente tu piensas que él o ella no está interesado en pasar tiempo conmigo, no quiere estar conmigo y por eso está pasando tanto tiempo en el trabajo, yo no le importo, pero todo eso son imaginaciones que creamos en la mente, pero lo creemos tanto que se vuelve la realidad de nuestras vidas.

Esto es algo que estuve analizando cuando estaba escuchando el entrenamiento y me quedé asombrada con cómo la imaginación es algo necesario para crear y sin ella no podemos yo diría vivir, porque todo lo que se ha creado en la vida ha sido producto de ésta, pero increíblemente la misma imaginación tiene el poder de destruir la base de muchas relaciones.

Yo aprendí en el entrenamiento, que cuando hablamos de algo que nos estamos imaginando, en vez de decir yo sé que no quieres pasar tiempo conmigo y por eso estás trabajando hasta tan tarde, porque yo no te importo o tu familia no te importa, en lugar de decir eso, lo más fácil sería decir y quizás te da diferente resultados es yo me estoy imaginando que tú no quieres pasar tiempo conmigo, estoy imaginando que a ti no te interesa tanto tu familia, eso es lo que mi mente se está imaginando, ese concepto tan simple, es algo que si tú analizas, puede cambiar los resultados, quizás no vas a seguir peleando teniendo esas conversaciones que buscan la forma de tener la razón.

Hoy te invito a que reflexiones en la palabra imaginar y pregúntate dónde estás imaginándote algo que quizás ni siquiera existe, comunícalo, pregúntalo, pero no lo preguntes con autoridad, porque en la vida hay tanta imaginación que muchas veces creemos que tenemos la razón pero no es así. Vamos a reflexionar y a reconectar.

Deja un comentario