¿Cómo sabes que has perdonado?
La respuesta a esta pregunta es simple y poderosa, sabes que has perdonado cuando recordar tu historia ya no duele, cuando tus heridas o traumas hacen parte de tu historia, pero no de tu presente.

Como todos somos diferentes, las heridas que para mi son profundas pueden no serlo para otra persona, pero lo que logra el perdón, independiente de la profundidad del trauma, es la liberación del alma; el perdón te ayuda a tomar control de tu vida, evita que el dolor te destruya poco a poco y te ayuda a ubicarte en el presente.

Es por esto que con esta reflexión de hoy, quiero invitarlos a que tomen el camino del perdón y reconstruyan su vida poco a poco, hoy dí no más, sí se puede.

Deja un comentario