Cómo identificar un pensamiento obsesivo? Esa es la reflexión del día.
Nuestra mente es uno de los bienes raíces más valiosos que poseemos y muchas veces no nos damos cuenta de que un pensamiento se apodera de nosotros y nos quedamos en lo mismo todo el tiempo, obsesionados con un pensamiento; por ejemplo si tenemos una discusión con nuestra pareja y empezamos a crear una historia como si fuera una película de lo que pasó, lo que está pasando y lo que va a pasar con los detalles de exactamente lo que pasó, por qué pasó, sus consecuencias y nos envolvemos en la historia.
Esta es una situación que se apodera de nosotros y ni siquiera nos deja dormir, porque estamos creando todos los capítulos de lo que va a pasar, cuando en realidad esto es una creación de la mente y yo me he dado cuenta de que cuando yo empiezo a crear la película de lo que está pasando, trato de volver al presente y concentrarme en lo que está pasando en el momento cada vez que mi mente trata de volver a ese pensamiento.
Yo le llamo los pensamientos obsesivos, algo que yo hago y sé que no es fácil porque toma tiempo controlarlos, sobre todo porque la mayoría de las veces son historias terribles con finales muy tristes es que trato de poner mi energía y mi mente a trabajar en cosas que me mantengan ocupada, especialmente cuando el mismo pensamiento se mete en mi cabeza de diferentes formas, pero si es en la noche lo que hago es meditar.
Cuando identifiques este tipo de pensamientos tienes la oportunidad de reescribir el momento, hoy te invito a que reflexiones y si los tienes muy constantemente debes tomar una pausa y deshacerte de ellos por medio de un libro, trabajando en un proyecto, escuchando un libro o un podcast, música, haciendo ejercicio u otra actividad que tengas al alcance. Tu puedes tomar la decisión de detener los pensamientos obsesivos. Vamos a reflexionar y a reconectar.

Deja un comentario