Cómo alimentar tu alma con una simple pregunta, esa es la reflexión del día.

¿La pregunta es cuál es tu historia? Esta es una pregunta que muchas personas se sienten incómodas de hacer y de contestar, pero a mí me gusta hacerla y las respuestas siempre me dejan sorprendida. Hay historias de personas que han sufrido tanto y que las vemos o quizá tenemos una relación profesional con ellas pero no nos detenemos a conocerlas, tal vez decimos que al trabajo sólo venimos a trabajar pero en realidad pasamos tanto tiempo en el trabajo, incluso más que con la familia y lamentablemente vivimos desconectados de las personas y no sabemos su historia.

A mí me encanta conocer las historias de las personas, conectar con las personas y esta semana ha tenido muchos retos emocionales porque muchas personas a mi alrededor están sufriendo por familiares que están enfermos o que han fallecido pero me ha dado la oportunidad de conectarme y darle un abrazo a esas personas y decirles yo estoy aquí y soy parte de tu historia, tienes apoyo en mí y aunque sea para escucharte y que puedas desahogarte, aquí estaré.

Yo siento que estas conexiones me alimentan el alma y es por eso que hoy te invito a reflexionar en si estás haciendo la pregunta ¿Cuál es la historia de las personas que conoces superficialmente? Vamos a reconectar y a reflexionar.

Deja un comentario