Reunión ejecutiva contigo mismo ¿Cómo puede mejorar tu productividad laboral y personal?

  • Home
  • Finanzas
  • Reunión ejecutiva contigo mismo ¿Cómo puede mejorar tu productividad laboral y personal?
ptitle-particle1
ptitle-particle2
ptitle-particle3
ptitle-particle4
Reunión ejecutiva contigo mismo ¿Cómo puede mejorar tu productividad laboral y personal?

Muchas veces solemos sentir que hay algo en nuestra vida que no está trabajando de una forma correcta, que nos está haciendo sentir mal o que incluso está afectando nuestra productividad laboral. Para encontrar una solución en estos momentos, necesitamos tener una reunión ejecutiva con nosotros mismos.

Pero ¿Cómo podemos planear una reunión con nosotros mismos?, ¿de qué forma puede ayudarnos a mejorar nuestra productividad laboral? Estas, y muchas otras más, suelen ser las preguntas que invaden nuestra mente al escuchar sobre este tema.

Para responderlas, es importante recordar que todo lo que sucede en nuestra vida, como actuamos y cómo nos sentimos, lo podemos trabajar nosotros mismos con nuestra mente, por lo que somos únicamente nosotros quienes podemos reparar algún sentimiento con el que no nos sintamos a gusto.

A través de la reflexión, podemos ser capaces de entender mejor nuestros sentimientos y encontrar qué es eso en lo que necesitamos trabajar, para así reconectar con nuestro espíritu y esencia. Todo esto lo puedes hacer mediante una reunión ejecutiva contigo mismo.

¿Por qué es importante planear una reunión ejecutiva contigo mismo?

Como te mencioné antes, el hecho de tener una reunión con nosotros mismos es un acto de reflexión en el que podemos encontrar las herramientas para cambiar nuestra manera de actuar, e incluso organizar cada detalle de nuestra rutina, para así ser mucho más productivos y eficientes, no solo en nuestro trabajo, sino también en nuestro hogar y con nosotros mismos.

La mayoría de las veces, cuando sentimos que las cosas en nuestra vida no están trabajando para nuestro bienestar, solemos crear esos muros de excusas que seguimos reforzando con nuestra inhabilidad de creer en nosotros mismos.

Así, empezamos a crear excusas y más excusas sobre por qué sentimos que las cosas no están trabajando a nuestro favor, llegando incluso a culpar a los demás por la forma en que nos sentimos en esos momentos.

Por esta razón, al tener una reunión ejecutiva con nosotros mismos, podemos ser capaces de reflexionar y descubrir, por cuenta propia, de qué forma estamos contribuyendo para que ese sentimiento negativo esté constantemente en nuestra vida.

Beneficios de tener una reunión ejecutiva contigo mismo

El planear una reunión ejecutiva con nosotros mismos puede brindarnos una gran cantidad de beneficios en diferentes ámbitos de nuestra vida, especialmente en la parte financiera, haciendo que aumentemos nuestra productividad laboral y personal.

A continuación te menciono 3 beneficios esenciales que podemos obtener al mantener una reunión ejecutiva con nosotros mismos:

  1. Organizar mejor nuestra rutina. A menudo cuando llegamos a este estado en el que sentimos que hay algo que no nos está haciendo sentir bien, es posible que descuidemos nuestra rutina diaria, desconectándonos por completo de nuestro bienestar. A través de estos momentos de reflexión podemos ser capaces de organizar mejor nuestra vida, enfocándonos más en nuestras tareas diarias.
  2. Mejorar nuestra productividad. Al tener un espacio en el que podamos organizar mejor nuestras tareas, también podemos ser capaces de organizar mejor nuestro tiempo para realizar tareas importantes que tengamos pendientes, ya sean personales o laborales, y así poder cumplir con ellas sin mayores problemas.
  3. Libera tu mente de pensamientos negativos. Cuando planificamos estos momentos de reflexión, en el que además podemos darnos cuenta de la forma en que nosotros mismos somos responsables de nuestros sentimientos, sin echarle la culpa a factores externos, podemos ser capaces de rodearnos de una energía positiva que trabaje para nuestro bienestar integral.

Cada uno de estos beneficios puedes obtenerlos al planificar en tu agenda una reunión ejecutiva contigo mismo, en la que tengas la oportunidad de organizar mejor tu vida, para que así puedas sentirte pleno y en armonía con tu alma y espíritu.

¿Cómo preparar una reunión ejecutiva contigo mismo? 

Entiendo que, al principio, para muchos puede ser un poco difícil planificar una reunión ejecutiva en la que puedan darse el tiempo de reflexionar, a solas, sobre cada uno de los factores que podemos trabajar para sentirnos bien y aumentar nuestra productividad laboral.

Por eso, ahora te menciono 5 tips que te ayudarán a planificar mejor esta reunión ejecutiva contigo mismo:

  1. Planifícala con tiempo. Para que pueda ser una reunión eficaz, lo mejor es que la planifiques con algunos días de antelación, para que así puedas asegurarte de tener el tiempo suficiente para este momento de reflexión contigo mismo.
  2. Haz espacio en tu agenda. Sea cual sea el día en el que decidas llevar a cabo esta reunión ejecutiva contigo mismo, asegúrate de que ocupe un espacio sagrado en tu agenda, e incluso que los demás sepan que durante ese lapso de tiempo no estarás disponible. 
  3. No pospongas la reunión. Tal como si se tratara de una reunión de trabajo importante, la cual seguramente no pospondrías por nada más, la reunión ejecutiva contigo mismo también es un momento de suma importancia en el que trabajarás en ti, para mejorar tu estado de ánimo y productividad laboral. No la pospongas por nada.
  4. Elimina toda distracción. Para que este sea un momento en el que puedas tener un tiempo de calidad y reflexión profunda, es importante que te asegures de llevar a cabo la reunión en un espacio silencioso y retirado, en el que además no haya ningún elemento que pueda distraerte.
  5. Ten a la mano lápiz y papel. Cuando vas a una reunión de trabajo seguramente llevas contigo lápiz y papel para tomar notas importantes. En este momento de reflexión contigo mismo también es imprescindible que tomes nota de todo tipo de sentimientos, actividades y elementos que creas que necesites trabajar, para así lograr una mejor calidad de vida y, por supuesto, aumentar tu productividad.

Sigue cada uno de estos consejos que te doy, y así tendrás la seguridad de poder llevar a cabo esta reunión ejecutiva contigo mismo, en la que seguramente encontrarás la forma de sentirte mejor, haciendo que todo eso que consideres que no esté funcionando correctamente en tu vida, empiece a trabajar para tu bienestar.

Planifica tu reunión ejecutiva y aumenta tu productividad laboral

Entre los muchos beneficios que puedes obtener al mantener una reunión ejecutiva contigo mismo, uno de los más importantes es que lograrás organizar mejor tus tareas, para así aumentar tu productividad laboral y, por ende, cuidar tus finanzas.

Sin duda se trata de un hábito que te permitirá centrarte en ti mismo y encontrar la solución cuando sientas que las cosas no están trabajando en tu vida, para empezar a cambiar y revertir tú mismo ese sentimiento.

Recuerda que muchas veces solemos buscar excusas en el exterior, cuando en realidad la respuesta la tenemos en nosotros mismos. Empieza hoy mismo a planificar una reunión ejecutiva contigo mismo y permítete un tiempo de calidad en el que puedas trabajar tu bienestar, para así ser mucho más productivo. Estoy segura de que los resultados serán completamente positivos.

Puedes leer también ¿Cómo empezar a romper un ciclo vicioso?

Si quieres recibir más consejos que te ayuden a mejorar tu productividad laboral y personal, en mi podcast comparto cada semana diferentes tips que te serán muy útiles para cambiar tu vida. Escúchalo ahora y empecemos juntos a trabajar en tu bienestar integral.

We understand the importance of approaching each work integrally and believe in the power of simple.

Melbourne, Australia
(Sat - Thursday)
(10am - 05 pm)
Cart
No hay productos en el carrito.