Es bueno hacer ejercicio en ayunas? Descúbrelo en 4 preguntas

  • Home
  • Blog
  • Es bueno hacer ejercicio en ayunas? Descúbrelo en 4 preguntas
ptitle-particle1
ptitle-particle2
ptitle-particle3
ptitle-particle4
Es bueno hacer ejercicio en ayunas? Descúbrelo en 4 preguntas

En los últimos tiempos se ha hablado mucho de hacer ejercicio en ayunas y de los efectos que esta práctica puede tener. Si bien algunos estudios indican que esto puede ayudar a quemar grasa corporal, es importante tener  cuidado al hacerlo y contar siempre con la asesoría de personal de la salud para evitar efectos contraproducentes o poner en riesgo la salud.

También es posible que hayas escuchado que algunas personas se descompensan y se sienten mal cuando deciden hacer ejercicio en ayunas, puede ocurrir que cuando alguien lleva mucho tiempo sin ingerir alimento se sienta mal al someter su cuerpo a un esfuerzo adicional.

Por eso hoy, te invito a despejar algunas dudas al respecto y que analices si te estás preparando adecuadamente para realizar actividad física. Presta atención a las siguientes preguntas y respuestas.

1. ¿Hacer ejercicio en ayunas realmente ayuda a quemar grasas?

Generalmente el cuerpo recurre a dos fuentes de energía cuando se ve sometido a algún tipo de esfuerzo: el azúcar almacenado en los músculos (glucógeno) y la grasa que se acumula en el tejido adiposo. Cuando han pasado largas horas desde la última vez que se ingirió alimentos, el organismo busca energía en la grasa corporal. De ahí que se afirme que hacer ejercicio en ayunas favorece un descenso de hasta el 20 % de la grasa si se compara con la actividad física sin someterse a ayuno.

Adicionalmente, se destacan otros beneficios como es que el en el mediano y largo plazo el cuerpo se “acostumbre” a quemar ese porcentaje de grasa y mejore la actividad metabólica. Igualmente se le atribuye a la práctica de hacer ejercicio en ayunas otras ventajas como mejorar la sensibilidad a la insulina y un incremento en la secreción de la hormona del crecimiento.

2. ¿Los efectos están dados solo por el hecho de ayunar?

Algunas investigaciones han determinado que los resultados no están tan relacionados solo con el hecho de hacer ejercicio en ayunas. Si bien esta práctica puede ser favorable cuando hablamos de movilizar grasa rebelde o localizada. Cuando pensamos en quemar grasa, hay una mayor relación con el tipo de actividad física que se realiza y la intensidad con que se lleve a cabo.

3. ¿Hacer ejercicio en ayunas puede tener efectos negativos?

Es importante tener presente que cuando se entrena después de un largo periodo de ayuno se debe regular la intensidad, pues el rendimiento físico suele ser menor cuando se entrena en ayunas y si se imprime mucha intensidad al ejercicio es posible que se agoten las reservas de glucógeno y las consecuencias negativas no tardarán en llegar. También puede ocurrir que en lugar de quemar grasa, estés quemando masa muscular lo cual no solo hará que tus músculos pierdan tamaño, sino que también se debilitarán y el cuerpo podrá volverse más vulnerable a sufrir desgarros, esguinces y otros tipos de lesiones.

Así mismo, no puedes descartar el riesgo de colapso, pues exigirse demasiado al entrenar puede llegar a causar hipoglucemia, fatiga, calambres, mareos, náuseas, vómitos, diarrea, confusión y hasta pérdida del conocimiento, entre otras consecuencias.

4. ¿Qué precauciones se deben tener en cuenta para hacer ejercicio en ayunas?

Si quieres evitar las consecuencias negativas de ejercitarte tras un periodo de ayuno es importante que no pierdas de vista las siguientes recomendaciones:

  • Empezar a entrenar poco a poco. Moderar la intensidad del ejercicio.
  • Variar las rutinas y ejercicios. Se recomienda cambiar la intensidad y el tipo de ejercicio, pero siempre teniendo en cuenta que se debe empezar suave.
  • Evita hacer ejercicio en ayunas cuando estás bajo una alta carga de estrés. Cuando el nivel de estrés sea muy alto, reconsidera si es recomendable llevar al cuerpo al límite.
  • Evita entrenar en ayunas deliberadamente. Busca asesoría para introducir esta práctica progresivamente y de la manera más favorable para tu cuerpo.
  • Evita hacer ejercicio en ayunas en los siguientes casos: niñxs, adolescentes, mujeres embarazadas y personas con problemas de diabetes o tiroides.

Como ves, es importante que siempre seas consciente de que más allá de los resultados en cuanto a la apariencia física, debes centrar tu atención en el bienestar y cuidado de tu cuerpo, así que siempre que vayas a iniciarte en una nueva práctica deportiva, a iniciar una dieta o a modificar tus hábitos debes asesorarte de un profesional de la salud.

También te puede interesar: Logra una alimentación saludable en 4 pasos

Enfócate en el cuidado de tu templo

No olvides que si deseas empezar a hacer ejercicio en ayunas, debes anteponer el cuidado de tu cuerpo y el bienestar integral. Entrenar no debe ser sinónimo de sufrimiento. Debe ser una actividad que te haga sentir saludable, feliz y satisfecho de los logros que alcanzas cada día. No te dejes limitar por tus pensamientos y ve más allá.

Como sabes, la actividad física es una herramienta valiosa que te permite conectar cuerpo y mente y, muchas veces, romper esos límites mentales que con frecuencia creamos. Si quieres conocer más recomendaciones sobre autocuidado y actividad física te invito a escuchar mi podcast y a reconectar contigo mismx.

We understand the importance of approaching each work integrally and believe in the power of simple.

Melbourne, Australia
(Sat - Thursday)
(10am - 05 pm)
Cart
No hay productos en el carrito.