El ejercicio como herramienta para cuidar tu salud emocional

  • Home
  • Blog
  • El ejercicio como herramienta para cuidar tu salud emocional
ptitle-particle1
ptitle-particle2
ptitle-particle3
ptitle-particle4
El ejercicio como herramienta para cuidar tu salud emocional

La actividad física es una de las bases fundamentales de nuestra vida. El mantener nuestro cuerpo en constante movimiento nos ayuda a sanar y a rodearnos de una maravillosa energía positiva que nos permitirá cuidar de nuestra salud emocional.

Varios han sido los estudios científicos que han demostrado cómo el ejercicio diario puede convertirse en una excelente herramienta para sanar nuestro cuerpo, pero además para mantener un salud mental estable que nos permita incluso mejorar nuestra productividad y creatividad.

Entre estos estudios, uno de los más importantes ha sido el que fue realizado por investigadores del Instituto Karolinska en Suecia, cuyos resultados arrojaron pruebas claras de que, al practicar actividad física constante, los músculos empiezan a trabajar como los riñones o el hígado, haciendo que nuestro organismo se depure de todo tipo de toxinas.

Pero además, el ejercicio también es una muy buena forma de sanar nuestra mente y nivelar los niveles de estrés que muchas veces pueden afectar nuestra salud integral.

¿Cómo beneficia el ejercicio a tu salud emocional? 

A través de la actividad física son muchos los beneficios que tu cuerpo puede recibir, los cuales principalmente te permitirán sanar tu mente de diferentes formas, haciendo que puedas disfrutar de una completa salud emocional que sin duda alguna hará que vivas una vida plena y feliz.

Los beneficios del ejercicio físico para tu salud emocional son los siguientes:

Reduce los niveles de estrés

El practicar ejercicio a diario, ya sea acudiendo al gimnasio o realizando una rutina de cardio en la comodidad de tu casa, hará que tu cuerpo libere una gran cantidad de ciertas sustancias, las cuales ayudarán a tu cerebro a reducir los niveles de estrés producto de las preocupaciones diarias.

Además, al convertirlo en un hábito constante, entrenarás a tu cuerpo para responder de forma correcta al estrés, evitando que este sentimiento te afecte emocionalmente.

Mejora tu calidad de sueño

Este ha sido uno de los resultados más estudiados del ejercicio, y es que efectivamente cuando hacemos actividades físicas con regularidad, la calidad de nuestro sueño aumenta en gran medida, haciendo que por ende nuestro cuerpo recupere energías necesarias para mantenernos activos y dinámicos en nuestra vida diaria.

Al ejercitar el cuerpo, la energía que gastamos es bastante considerable, por lo que nuestro cerebro automáticamente buscará un descanso profundo en el que se pueda recuperar rápidamente y prepararte para empezar un nuevo día con la mejor energía.

Te hará sentir mucho más alegre

La endorfina es la hormona encargada de hacernos sentir alegres cuando escuchamos una buena noticia, cuando compartimos con nuestra familia o simplemente cuando disfrutamos de un momento que para nosotros puede tener mucho significado emocional.

Al hacer ejercicio, nuestro cuerpo aumenta la producción de esta sustancia, lo que hará que nos podamos sentir con buen humor y alegres, reduciendo así los efectos de la depresión y la ansiedad en nuestro cuerpo y mente.

Mejora la confianza en ti mismo

Cuando hacemos ejercicio constante, no solo nuestra salud emocional mejora, sino también nuestras habilidades sociales. El estado de bienestar integral en el que entrará tu cuerpo como resultado del ejercicio físico, te hará sentir mucho más seguro y confiado en ti mismo, aumentando en gran medida tu autoestima.

Esto por supuesto puede ayudarte a mejorar aspectos de tu vida personal y profesional, acercándote cada vez más al éxito que tanto deseas.

Reduce los niveles de ansiedad

Como te comenté antes, el ejercicio libera en tu organismo grandes cantidades de endorfinas, llamada también hormona de la felicidad, la cual te permitirá sentir un estado de satisfacción, con el que seguramente podrás reducir el estrés y la ansiedad.

Sin duda alguna, el ejercicio físico te permitirá aumentar tu salud emocional, permitiéndote experimentar sentimientos de alegría y felicidad, con los que tu calidad de vida aumentará en gran medida.

¿Qué ejercicios puedo practicar para mejorar mi salud emocional?

A pesar de que todo tipo de deporte en beneficioso para nuestra salud física y emocional es importante que, para empezar, te asegures de hacerlo con actividades suaves que te permitan ir tomando el ritmo poco a poco, para que así tu mente vaya tomando el hábito y no te rindas al poco tiempo de iniciar.

Algunos de los ejercicios que pueden ayudarte a cuidar tu salud emocional son los siguientes:

  • Estiramientos corporales
  • Caminatas de 30 minutos diarios
  • Trotar al aire libre
  • Yoga
  • Ciclismo
  • Natación

Ten en cuenta que estas son actividades físicas generales que te servirán para empezar a tomar el hábito de ejercitar tu cuerpo. Pero, si tienes algún deporte favorito, como por ejemplo el voleibol, baloncesto, etc., no dudes en practicarlo a diario. Todo deporte es bueno para tu salud emocional

Una herramienta de sanación mental 

Sin duda alguna, el ejercicio es una herramienta que, además de ayudarte a mantener un cuerpo saludable, te permitirá disfrutar de una salud emocional con la que podrás empezar disfrutar más de tu vida y convertirte en una persona exitosa, capaz de cumplir cualquier meta que te propongas.

Hoy quiero invitarte a que tomes el ejercicio como una actividad rutinaria en tu día a día, para que así puedas empezar a crear cambios positivos en tu vida. Cuidar de tu cuerpo y tu mente, te ayudará a vivir una vida mucho más sana y feliz.

A través de mi podcast podrás encontrar mucha más información sobre los beneficios de ejercitar tu cuerpo y mente. Escúchalo ahora y empieza a conectar tu salud emocional con la de tu cuerpo.

We understand the importance of approaching each work integrally and believe in the power of simple.

Melbourne, Australia
(Sat - Thursday)
(10am - 05 pm)
Cart
No hay productos en el carrito.