Cómo hacer de los recuerdos felices tus aliados

  • Home
  • Blog
  • Cómo hacer de los recuerdos felices tus aliados
ptitle-particle1
ptitle-particle2
ptitle-particle3
ptitle-particle4
Cómo hacer de los recuerdos felices tus aliados

En ocasiones pensamos que es mejor dejar el pasado atrás. No obstante, aunque debemos aprovechar y vivir el presente, nuestra felicidad depende en gran medida de la relación que tenemos con nuestro pasado y de los recuerdos que guardamos. Los recuerdos felices no solo nos permiten viajar en el tiempo, también pueden afectar cómo nos sentimos en el presente y pueden ser un buen aliado para construir el futuro.

Aprender a crear momentos gratificantes y convertirlos en recuerdos positivos e imborrables puede acercarnos a la felicidad, nos ayuda a albergar una perspectiva positiva del pasado; además, puede servirnos para recargar la energía en los momentos difíciles de nuestra vida.

Muchas veces, sin pensarlo, solemos rememorar esos momentos que nos llenaron de gozo anteriormente y aunque parezca un pasatiempo sencillo y sin mucha trascendencia, esta pequeña acción contribuye a regular nuestras emociones de una mejor manera y nos conecta con esos momentos de nuestro pasado en los que hemos sido felices.

Somos más felices cuando recordamos buenos momentos

¿Sabías que cuando evocamos los buenos momentos la actividad neuronal es similar a la que tuvimos cuando vivimos ese momento? El cerebro experimenta casi con la misma intensidad las emociones que sentimos en esos momentos gratificantes y nos genera sensaciones placenteras e incrementa nuestra motivación.

Así pues, cuando estamos afrontando situaciones difíciles en nuestra vida o nos sentimos desmotivados, revivir los momentos felices es una forma efectiva de hacer frente a las situaciones retadoras. Así mismo, los recuerdos felices, nos ayudan a fortalecer la capacidad  de la resiliencia, a encontrar oportunidades en los problemas y a encarar el futuro con optimismo.

Diversos estudios sobre el tema, indican así mismo, que los recuerdos felices provocan sentimientos positivos y refuerzan la sensación de ser amados.

¿Cuáles momentos se almacenan más fácilmente?

Las experiencias que se salen de lo habitual, que rompen con la rutina son más fáciles de recordar. Si prestas atención, la mayor parte de tus recuerdos están asociados a las experiencias nuevas, por ejemplo: el primer beso, la primera vez que viajaste, la primera vez que estuviste en el mar.

También aquellas experiencias que generaron emociones muy intensas se convierten en recuerdos que el cerebro guarda más fácilmente. Acá están enmarcados los momentos más significativos de la vida, como la boda o el nacimiento de un hijo.

De igual forma, las experiencias que involucran los sentidos aumentan las probabilidades de conservar y recuperar los recuerdos. Podemos evocar más fácilmente cuando asociamos una vivencia a un aroma, una canción, una imagen, un lugar, entre otros.

Y, finalmente valoramos positivamente aquellos acontecimientos que recordamos que al final fueron gratificantes. Este tipo de recuerdo tiene el mismo efecto de cuando una historia tiene final feliz y le da, de manera inconsciente, una mayor importancia a este tipo de memoria.

 4 claves para generar recuerdos felices

Convertir los acontecimientos ordinarios y rutinarios en momentos extraordinarios puede ayudarnos a generar más recuerdos felices que puedan ser nuestra fuente de motivación en los momentos de oscuridad. Darle más valor a las cosas simples colmará de emociones positivas tu día a día.

  • Vive con intensidad el presente. Concéntrate en disfrutar cada momento del presente y absorbe cada detalle de ese momento.
  • Estimula tus sentidos. Involucrar tus sentidos en todas tus experiencias hace que puedas recuperar más fácilmente los recuerdos cuando los asocias con música, aromas, sabores o sensaciones.
  • Conserva en foto o video los momentos de tu vida. Aunque pasen muchos años, siempre puedes regresar a las memorias de tu infancia cuando observas las fotos. Así mismo, conservar los momentos de felicidad presentes, te permitirán más adelante traer a tu mente los esfuerzos y aprendizajes que te llevaron a vivir ese momento y a afrontar el futuro con ilusión.
  • Construye finales felices para las experiencias difíciles. Cuando afrontes días difíciles, regálate una experiencia positiva al final de la jornada. De esta manera podrás valorar esta experiencia de una manera más positiva.

Saca el mayor provecho a los recuerdos felices y conviértelos en tu fuente de energía y motivación para esos días en que necesitas una carga extra de emociones positivas.

También te puede interesar: ¿Por qué es importante crear recuerdos con las personas que amas?

Depósitos diarios

Cada día es importante que nos brindemos pequeñas dosis de amor y felicidad y más aún en los momentos difíciles. 

Hoy quiero compartir contigo pequeñas acciones que pueden ayudarte a hacer depósitos de amor propio y darle un final feliz a los días difíciles: ejercítate diariamente, conéctate con la naturaleza, date un masaje con amor en tu cara, ponte bellx, usa un atuendo que te haga sentir muy bien, prioriza mejor tu lista de pendientes para que no te estreses por no tener el tiempo suficiente y evita alimentos con altos contenidos de grasas y azúcares.

Solo el amor propio y las emociones positivas pueden reconectarte contigo mismo en los momentos de tristeza. Te invito a escuchar mi podcast y a encontrar allí más recomendaciones para hacer tus días más felices

We understand the importance of approaching each work integrally and believe in the power of simple.

Melbourne, Australia
(Sat - Thursday)
(10am - 05 pm)
Cart
No hay productos en el carrito.