Cómo desarrollar la inteligencia emocional en 8 pasos

  • Home
  • Blog
  • Cómo desarrollar la inteligencia emocional en 8 pasos
ptitle-particle1
ptitle-particle2
ptitle-particle3
ptitle-particle4
Cómo desarrollar la inteligencia emocional en 8 pasos

¿Alguna vez te has preguntado cómo desarrollar la inteligencia emocional? Seguramente sí. Pero iniciemos hablando de qué se trata todo esto. La inteligencia emocional es la capacidad de identificar y gestionar las emociones propias y las de los demás y nos permite formar, desarrollar y mantener relaciones personales cercanas.

Esta es una capacidad bastante importante además del ámbito personal, en el laboral y por eso debe  estar presente en nuestra vida y aunque pienses que te cuesta crear vínculos con los demás, no tienes de qué preocuparte, pues esta habilidad la puedes trabajar y aumentar con la práctica.

Te invito a prestar atención a las siguientes recomendaciones para que aprendas cómo desarrollar la inteligencia emocional y puedas conectar mejor con las personas importantes en tu vida.

Aprende cómo desarrollar la inteligencia emocional

Si realmente quieres saber cómo desarrollar la inteligencia emocional es fundamental que logres conectarte con lo que estás sintiendo y entiendas cómo influyen esas emociones sobre ti. Ten presentes los siguientes tips:

Presta atención a tus emociones. En el ritmo de vida vertiginoso y acelerado que llevamos, muchas veces no tenemos tiempo para muchas cosas y un de ellas es identificar cómo nos estamos sintiendo, lo cual no solo puede hacerle daño a quienes nos rodean, sino que también nos puede afectar negativamente. Es importante que dos o tres veces al día te detengas para preguntarte cómo te sientes y por qué. Inicialmente, puedes ayudarte programando alarmas durante el día y luego verás cómo lo implementas en tu vida sin darte cuenta.

Amplía tu vocabulario emocional. No te quedes solo en las cuatro emociones básicas (alegría, tristeza, enfado y miedo), cuando busques identificar cómo te sientes, a partir de ellas intenta ser lo más específico y concreto posible. De esta forma podrás entender mejor cómo te sientes y porqué.

No juzgues tus emociones. No luches contra tus emociones, ten presente que las emociones negativas te están alertando de algo, si las reprimes o luchas contra ellas no podrás tener claridad de lo que esas emociones tratan de decirte. Evita juzgarlas como buenas o malas, mejor considéralas una herramienta para ser más consciente de ti mismo.  

Aprende a gestionar tus emociones.  Como es sabido, no podemos cambiar las acciones de las demás personas, pero sí la forma en que nos sentimos frente a ellas. Evita saltar a una conclusión negativa cuando te molestan las acciones de alguien más e intenta cambiar tu estado emocional probando lo siguiente:

  • Dar un paseo.
  • Desahogarte con un amigo.
  • Escuchar música.
  • Realizar ejercicios de respiración.

Lo importante es que intentes ver la situación desde un ángulo distinto y logres mantener el control de tus emociones, antes de que ellas te controlen a ti.

Expresa tus emociones. Puede ser que tú, como muchas otras personas, tengas dificultad para expresar todo aquello que sientes, pero debes tener presente que esa capacidad de expresarnos tiene especial importancia en la construcción de relaciones saludables con las personas cercanas. No dejes por fuera de tu día a día las expresiones de cariño y si definitivamente se te complica hacerlo verbalmente, puedes apoyarte en el lenguaje corporal.

Asume la responsabilidad de tus actos.  No olvides que tus emociones y comportamiento provienen de ti, así que es tu responsabilidad cómo te sientes y cómo actúas. Aunque pueda resultar difícil, asumir la responsabilidad de manejar tus emociones puede impactar de manera positiva tu vida.

Lleva un diario emocional. Llevar registro de tus emociones cada día puede ser una forma eficaz de mejorar tu inteligencia emocional.

Expresa tus emociones de forma asertiva. Si sabes identificar tus emociones y te apoyas en la asertividad para exteriorizarlas seguramente podrás expresarte sin hacerles daño a las demás personas. Para lograr esto es importante que tengas presente las siguientes pautas:

  • Define concretamente tu emoción.
  • Expresa tu emoción en primera persona.
  • Comunica la conducta que te genera esa emoción.
  • Termina expresando lo que necesitas.
  • Evita usar frases que juzguen o acusen.

De este modo no tendrás que arrepentirte por lo que dijiste en un momento en que te desbordaron tus emociones y las personas con las que te comunicas podrán entender mejor cómo te sientes y el porqué de tu reacción.

También te puede interesar: Aprende cómo mejorar el estado de ánimo

Controla tus emociones

Anteriormente, te he hablado de la importancia de controlar tus emociones y evitar que estas te controlen a ti. Más aún si hablamos de emociones negativas. Ten presente que para lograrlo es esencial el conocimiento de ti mismx y la autoconciencia. Por eso hoy quiero invitarte a conectar contigo mismx y con tus emociones. Esto te permitirá avanzar en todos los aspectos de tu vida.

Si quieres encontrar más recomendaciones para aprender cómo desarrollar la inteligencia emocional te invito a leer mi blog y a escuchar mi podcast. Allí encontrarás herramientas valiosas para mejorar tus habilidades, validar tus emociones y gestionarlas de una mejor manera.

We understand the importance of approaching each work integrally and believe in the power of simple.

Melbourne, Australia
(Sat - Thursday)
(10am - 05 pm)
Cart
No hay productos en el carrito.