¡Cambia tu perspectiva! 6 claves para pensar en positivo

  • Home
  • Blog
  • ¡Cambia tu perspectiva! 6 claves para pensar en positivo
ptitle-particle1
ptitle-particle2
ptitle-particle3
ptitle-particle4
¡Cambia tu perspectiva! 6 claves para pensar en positivo

Muchas veces el temor a sufrir decepciones nos lleva a decidir que pensar siempre que todo nos va a salir mal es la mejor opción, pues es mejor vivir en angustia y luego recibir noticias que nos brinden algo de alivio. Sin embargo, pensar en positivo no solo puede ser muy útil para manejar de una mejor manera las situaciones estresantes, también puede tener efectos positivos en la salud.

Entre los principales beneficios de elegir pensar en positivo están los siguientes:

  • Mayor expectativa de vida.
  • Tasas menores de depresión.
  • Niveles más bajos de sufrimiento emocional.
  • Mayor resistencia a las enfermedades.
  • Mayor bienestar físico y psicológico.
  • Disminución en el riesgo de muerte por enfermedades cardiovasculares, cáncer, afecciones respiratorias e infecciones.
  • Mayor capacidad para afrontar situaciones difíciles y estresantes.
  • Mejoras en las relaciones interpersonales.

Como ves, son muchas las ventajas de dirigir tus pensamientos hacia una perspectiva más positiva. ¿Qué esperas para enfocarte en el pensamiento positivo?

Hoy quiero compartir contigo algunas recomendaciones que te ayudarán a crear nuevos hábitos para pensar de una manera más positiva.

6 tips para aprender a pensar en positivo

Si eres consistente con estas pautas, podrás convertir tus pensamientos negativos en positivos y transformar tu vida. Pon en práctica las siguientes recomendaciones:

Identifica tus pensamientos negativos. Es posible que tengas más pensamientos negativos con respecto a determinadas áreas de tu vida, empieza por identificar esas áreas. Considera un pensamiento positivo para contrarrestar los efectos de cada pensamiento negativo.

Evalúa tus pensamientos. Dedica varios momentos de tu día a evaluar tus pensamientos y tomar acción en caso de que sean mayoritariamente negativos.

Permítete reír. No todo en la vida tiene que ser serio o acartonado, tener un espacio para el humor puede ayudarte a lidiar de una mejor manera con el estrés. Permítete reír aunque estés afrontando momentos difíciles.

Adopta un estilo de vida saludable. Realizar actividad física, seguir una dieta saludable y tener buenos hábitos de descanso será sumamente provechoso para la salud de tu cuerpo y tu mente.

Rodéate de personas positivas. Encontrar palabras de aliento y apoyo en las personas de tu entorno te hará sentir mejor y tener una perspectiva más optimista. De igual forma, si en tu entorno solo hallas quejas y negatividad, aumentará tu nivel de estrés y empezarás a dudar de tus capacidades para manejar las situaciones. ¿Qué compañía prefieres?

Sé amable contigo mismo. ¿Te has dado cuenta de que solemos ser muy amables con otras personas y cuidar lo que les decimos, pero no tenemos la misma actitud hacia nosotros mismos? Ser tan críticos con nosotros mismos no nos hace bien. Revisa tus pensamientos sobre ti mismo, dale mayor relevancia a los aspectos positivos y piensa en las razones que tienes para agradecer cada día.

No esperes convertirte en una persona optimista de un día para otro. Como ves, es un proceso que demanda una mayor atención y conciencia de tus pensamientos y un trabajo consistente para cambiar tu perspectiva. Empieza por ser más amable contigo mismo y menos crítico con tu entorno.

Ejercicios que ayudan a pensar en positivo

Además de las recomendaciones que acabo de compartir contigo, existen otras prácticas que pueden ayudarte a avanzar en este proceso de transformar tus pensamientos.

Práctica la meditación. De este modo puedes conectarte con el aquí y el ahora y observar tus pensamientos sin retenerlos.

Lleva un diario emocional. Escribir cada día nuestras emociones puede llegar a convertirse en una excelente herramienta para tener un mejor conocimiento de nosotros mismos, así como para analizar con mayor detenimiento si esos pensamientos son realistas y están justificados y para avanzar hacia la inteligencia emocional.

Ten un tablero de metas y logros. Lleva un registro de objetivos concretos y realistas, así mismo, incluye los logros que vas alcanzando.

Date un poco de amor cada día. Regalarte un pequeño obsequio cada día te permite recordar que la felicidad puede estar presente en los pequeños detalles y que mereces darte un poco de cariño y felicidad regularmente. Disfrutar tu bebida favorita, escuchar la melodía que más te gusta, entre otros estímulos para tus sentidos, pueden hacer la diferencia en tu día.

También te puede interesar: ¿Cómo gestionar los pensamientos obsesivos? 5 recomendaciones

Tómate el tiempo de apreciar lo que hay a tu alrededor

Muchas veces no nos permitimos sacar unos cuantos minutos para disfrutar de la belleza que existe a nuestro alrededor, nos dejamos envolver por todo aquello que creemos que debemos hacer. Hoy quiero invitarte a tomarte unos minutos para apreciar las maravillas que existen en la simplicidad y para explorar esa vida que mereces.

Si quieres conocer más recomendaciones para aprender a pensar en positivo, te invito a escuchar mi podcast. Allí podrás encontrar valiosas herramientas para reconectar contigo mismo y redescubrir lo maravillosa que es tu vida.

We understand the importance of approaching each work integrally and believe in the power of simple.

Melbourne, Australia
(Sat - Thursday)
(10am - 05 pm)
Cart
No hay productos en el carrito.