6 preguntas y respuestas sobre la violencia sexual

  • Home
  • Blog
  • 6 preguntas y respuestas sobre la violencia sexual
ptitle-particle1
ptitle-particle2
ptitle-particle3
ptitle-particle4
6 preguntas y respuestas sobre la violencia sexual

La violencia sexual afecta a miles de niñxs, adolescentes, mujeres y hombres en el mundo. Sin embargo, en muchas ocasiones, la falta de conocimientos sobre el tema nos impide identificar las situaciones en las que somos víctimas, pues solemos normalizar los hechos y pasamos por alto algunas señales de alerta que podrían indicarnos que estamos en riesgo y debemos tomar acción para salir de ese círculo y evitar que los efectos sean más graves.

Hoy comparto contigo algunas preguntas y respuestas sobre la violencia sexual para que juntos podamos identificar señales de alerta oportunamente y detener este flagelo que cada día destruye miles de vidas en el mundo.

¿Qué es la violencia sexual?

La violencia sexual ocurre cuando una persona ejerce presión o manipula a otra para realizar una actividad sexual que no desea. Pueden ser víctimas de la violencia sexual niñxs, adolescentes, mujeres y hombres y con frecuencia, ésta es ejercida por personas cercanas a la víctima, aunque en muy pocos casos es perpetrada por desconocidos.

Bien sea por miedo, por no sentirse preparado, por ser menor de edad, por sufrir una discapacidad o por estar bajo los efectos de sustancias psicoactivas, una persona puede negar su consentimiento a realizar actividades de tipo sexual y este consentimiento debe ser respetado. En caso contrario, esto constituye un delito.

¿Existen varios tipos de violencia sexual?

Sí, la violencia sexual puede presentarse de diversas formas. Conoce a continuación los diferentes tipos.

  • Violación o agresión sexual.
  • Incesto.
  • Acoso sexual.
  • Contacto sexual o caricias no deseadas.
  • Contacto buco-genital.
  • Coacción para ver pornografía.
  • Masturbación pública.
  • Exhibicionismo sin consentimiento.
  • Explotación sexual.

Cada uno de estos tipos de violencia sexual pueden causar importantes daños emocionales y/o físicos en una víctima, que incluso pueden llegar al punto de poner en riesgo su vida, si no se recibe la atención psicológica adecuada parar sanar los traumas.

¿Qué impacto puede tener la violencia sexual?

El impacto de la violencia sexual en la vida de quien la sufre puede ser diferente en cada caso, pues cada persona puede tener una reacción diferente de acuerdo con su estilo de vida y contexto cultural. Sin embargo, la violencia sexual impacta tanto de manera física como mental y emocional y sus efectos pueden ser duraderos de acuerdo con la severidad, frecuencia y duración de las agresiones, así como de acuerdo con la relación afectiva de la víctima y su agresor. Entre las consecuencias más frecuentes se cuentan las siguientes:

Secuelas físicas

  • Trastornos del sueño.
  • Cambios en los patrones de alimentación.
  • Aumento en la respuesta de sobresalto.
  • Lesiones físicas.
  • Infecciones.
  • Embarazos no deseados.

Secuelas emocionales

  • Sentimiento de culpa, vergüenza.
  • Miedo y desconfianza.
  • Tristeza.
  • Sensación de pérdida de control y vulnerabilidad.
  • Aislamiento.
  • Enojo.
  • Confusión.

Secuelas psicológicas

  • Depresión.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Ansiedad.
  • Trastorno por estrés postraumático.
  • Trastornos de la conducta alimentaria.
  • Consumo de sustancias psicoactivas.
  • Fobias.
  • Bajo nivel de autoestima.

¿Son culpables las víctimas de violencia sexual?

Sin importar cómo lucía al momento de la agresión, qué estaba haciendo, en qué lugar se hallaba, si había consumido licor o no, la víctima de violencia sexual nunca es culpable. El único culpable es el perpetrador.

¿La violencia sexual se denuncia con frecuencia?

La violencia sexual se caracteriza por ser un delito que en muy pocas ocasiones es denunciado, así mismo, es bastante frecuente que muchos de los perpetradores no paguen ningún tipo de condena. Algunas de las razones por las que las víctimas no reportan este delito a las autoridades son:

  • Miedo a que no les crean.
  • Miedo a las represalias que pueda tomar el agresor.
  • Miedo de ser culpadxs.
  • Presión de otras personas para que guarden silencio.
  • Desconfianza en las autoridades.
  • Creer que no se tienen evidencias suficientes.

También te puede interesar: Aprende cómo superar el abuso infantil en la adultez

¿Se puede combatir la violencia sexual?

Claro que sí. Todos podemos aportar a romper las cadenas del abuso y la violencia sexual y prevenir así que muchas vidas sean destruidas. Conoce a continuación las formas en las que todos podemos aportar para detener este flagelo:

  • Impulsar procesos de educación sexual para entregar herramientas de prevención a niñxs, adolescentes, padres y cuidadores.
  • Alzar la voz cuando seamos víctimas de violencia sexual o conozcamos un caso en nuestro entorno cercano. De este modo, los perpetradores no podrán seguir haciendo daño en silencio.
  • Creer en las personas que expresan que fueron víctimas de violencia sexual y brindarles apoyo y acompañamiento.
  • Denunciar ante las autoridades.

Todos podemos ayudar a detener la violencia sexual. Por eso hoy quiero invitarte a conocer más el Movimiento #YoDigoNoMas, un espacio seguro y de confianza en el que se brindan recursos para la prevención de la violencia sexual y apoyo a los sobrevivientes de abuso sexual.

También te invito a escuchar mi podcast, allí comparto contigo herramientas valiosas para alzar la voz y romper las cadenas del abuso sexual.

We understand the importance of approaching each work integrally and believe in the power of simple.

Melbourne, Australia
(Sat - Thursday)
(10am - 05 pm)
Cart
No hay productos en el carrito.